117/Abraham

Publicado en por carlosmanrique.over-blog.es

Abraham: Llegaste a mí envuelto por olas de bronce.

Misterioso perfil de un dios hallado bajo las aguas.

Si mis labios quieren acariciarte, arden mis manos,

Hierven los anhelos de tocarte, afinado instrumento

Que impulsa a los ojos a gozar de la belleza del dios.

Abraham: Me hablas, y en las bóvedas del oído,

Se amplifica el rumor de las alas que bate la sangre

Con la fuerza de una turbina gigante, enorme,

Como una montaña que necesariamente hay que escalar.

Abraham: Me buscas porque necesitas aislarte, isla

Arcana, cercada por escollos, imprevisión de la tormenta

Que no sabe dónde escampa ni porque se vierte:

Cascada, espuma, coral o cornamusa para el aire quieto.

Abraham: Necesitas dormir con los ojos abiertos

Porque no quieres ignorar la vida que se esconde

En los libros que los hombres escriben cuando sueñan.

Abraham: Te has instalado en la frontera de este baldío

Donde las malas hierbas florecen con alegre inexactitud.

Comentar este post