90/El borboteo del río Júcar

Publicado en por carlosmanrique.over-blog.es

Llevamos tres noches durmiendo con el borboteo del rio Júcar, como si una rondalla visitase nuestro balcón a medianoche y no dejará de tocar su música hasta después de marcharnos. En el barrio hay una alta concentración de gatos huidizos, que enredan entre las bolsas de basura. Hemos visto en estos tres días que hay muchas bocas en los campos, manchegos y levantinos, y que esas bocas tienen sed, mucha. Mirando al cielo estos tres días, sin ser zahoríes, estamos convencidos de que seguirá sin llover. Hoy se han alcanzando los cuarenta y dos grados que, para ser cuatro de septiembre, no están nada mal, si no fuera porque se necesita la lluvia para salvar a los árboles heridos -cosechas escasas de nogales y otros frutales-. Hemos atravesado pueblos donde parece que habita nadie o solo el silencio.

Comentar este post