94/El extraño

Publicado en por carlosmanrique.over-blog.es

Ha llegado para quedarse. Está siempre a mi lado, como una sombra. Lo observo a través del espejo: me inquietan sus rasgos que conozco desde hace años, pero que, simultáneamente, me parecen distintos. El extraño se ha instalado no solo en mi cuerpo sino también en mi mente. Me reconozco en algunos gestos suyos –tan propios de mi timidez congénita- pero me desconciertan sus nuevos gustos –su propensión al aislamiento-. Tal vez lo extraño es que siguiera siendo como fui cuando era niño o apenas un adolescente. He llegado a ser ese otro que me incomoda y me inquita: por su desmesura o por su distanciamiento de cuestiones mundanas. El extraño parece que ganará la partida e impondrá sus nuevas costumbres hasta que el tiempo de la vejez imponga, esta vez sí, el cambio definitivo.

Comentar este post