118/No estamos solos

Publicado en por carlosmanrique.over-blog.es

Daniel: / Nadie se escribe ya cartas. / Daniel, /

Estamos solos en la frontera del tiempo. / Preguntas, /

Daniel, / que fue de la primavera, / de aquel tiempo /

De felicidad efímera, / como pétalos de cerezo. / Daniel, /

La felicidad nunca es esquiva ni mudable. / Esta aquí, /

Como una rosa ajada en el muladar del olvido. / Se vive /

Tan de prisa que los cambios son imperceptibles. / Tenemos /

Siempre miedo. / Miedo de morir solos. / Y no es cierto. /

Que no te confundan la confusión de los gritos o los aullidos /

De las hienas. / El rosal sigue exuberante y estéril. /

No es tiempo de rosas: / solo quedan restos de otoño /

En sus espinas. / Y para mí es suficiente. / Acumulo /

Retazos de luz en las ventanas. / Miro pasar las nubes. /

No se detienen; / tampoco lo pretendo. / Rueda o noria /

Del tiempo. / El honor es conversar contigo. / Escribirte, / Daniel, /

Cada mañana / –o cada noche- / y que mis palabras crucen /

El Atlántico. / Las palabras, / susurradas bajo los álamos, /

Alejan el invierno yermo de la soledad. / No estamos solos. /

Comentar este post