122/Como Ícaro

Publicado en por carlosmanrique.over-blog.es

Concluiré los olvidos mientras recuerdo París otra vez.

Te debo más de una. Acaso un libro. Lo prometido

Es deuda. Adeudo un otoño y sigilos para velar tu cuerpo

Otra vez. Adeudo una canción y tientos para acariciar

Tu cuerpo. Volveré a desear mancharme las manos.

Te debo un libro. Y retales de mar. Acaso de sombras.

He de volver a las cantinas, a las estaciones, a los cafés

Del puerto. Regresar con el murmullo de las olas

Bajo los pies. Adeudo deseos y ciudades a las que no volveré.

Olvido mientras recuerdo cientos de promesas y de poemas

Que se llevó el viento, no sé a dónde. A ese lugar donde

No hiere la tristeza porque siempre es primavera. Te quiero.

A pesar de que debo callar para pensarte mejor. Pensar

Es mejor que recordar el fracaso que hoy tildamos de victoria.

Tu cuerpo desnudo bajo la lluvia, lo busco hoy entre la niebla.

Recuerdo el olvido que me hace ligero. Tan ligero

Que puedo trepar a los tejados. Tan cerca de las estrellas

Como Ícaro antes de fundir la cera de sus alas frágiles.

Comentar este post