130/Noche oscura

Publicado en por carlosmanrique.over-blog.es

No malgastes tu tiempo quejándote de la mala fortuna.

Ama. Y si no amas, entrégate, por lo menos, al deseo.

No te equivoques con tu vida. No tienes otra. No hay

más paraíso que esos labios que te cercan en la noche.

Noche oscura y albo deseo. Ama. No tienes nada

mejor que hacer. No debes entregarte a la oscuridad

de la amargura. A la mala leche. A la mala voluntad.

Estás solo con tus miedos. Pero también la alegría

florece como un campo de amapolas en medio de la cama.

Ama. No derroches dolor. Acuérdate de lo que aún

te queda por vivir. No eres joven, lo sabes. Pero lo que fuiste

un día no se pierde. Permanece. Aunque no lo veas.

Resuena bajo las arcadas del puente que ya se secó.

No te confundas. No te lamentes. La vida es eso.

Un dique seco. Un páramo donde el recuerdo aviva

la voluntad de marchar siempre hacia adelante.

No tengas miedo. Estás tú con su cuerpo desnudo,

a la espera de esos labios que florecen en los tuyos.

 

Comentar este post