126/La imperfección del hombre

Publicado en por carlosmanrique.over-blog.es

Si vives pero no vives, es un crimen. Una derrota sin paliativos. Miras por la ventana, apenas nada más. Te basta para alcanzar la cima de una nube, el territorio de la felicidad. Abonas la memoria con la luz de la mañana de abril, recién florecida en el membrillo. Las hojas del cerezo aún no están blancas pero conservan el aleteo de los estorninos que se echan al vuelo con despreocupación. Si vives pero no vives, es como estar muerto. Porque les niegas la posibilidad de seguir siendo a todos aquellos que fueron contigo uña y corazón en los sembrados. Apenas haces nada que turbe al sosiego del campo, tan azul al mediodía. Sigues mirando, contemplando la belleza del mundo. La imperfección del hombre, a veces, enturbia la superficie del estanque. De momento, vives aunque no vivas.

 

Comentar este post