Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
129/Manifiesto poético

129/Manifiesto poético

He de confesar que escribo poesía siempre que puedo. Otra cosa distinta es que lo consiga. De vez en cuando leo poemas que han escrito poetas de verdad. Lo que más valoro de la poesía es su persistencia. No es un mero ornato. No es bella y efímera como...

Leer más

118/La guerra en Siria

118/La guerra en Siria

Primero decidieron acabar con los Budas de Bamiyan. Y no pasó nada. Después, en un ataque de furia iconoclasta, decidieron destruir las ruinas romanas de Palmira. Su universo es su ombligo y el resto del mundo, qué importa. Los combates siguen asolando...

Leer más

128/Feminicidios

128/Feminicidios

Es injusto que a las mujeres no se les permita acercarse / a Buda. Es injusto que en regiones de África / se mutilen los genitales femeninos. Es injusto. / Injusto es que en mezquitas y sinagogas esté establecida / la separación de hombres y mujeres....

Leer más

117/La vida justa

117/La vida justa

Me sorprendió la belleza inmaterial de Wadi Mujib. Pensé si el paraíso no consiste en borrar las huellas de la civilización –o de la barbarie-. Imaginé que es posible, solo por un momento, desterrar el egoísmo. Taché de mi listado de vicios y pecados...

Leer más

127/En Trinidad

127/En Trinidad

Te extraño tanto en Trinidad que casi no puedo oír los colores que desde las calles me enfrentan con el cielo. Te extraño tanto que parece que no tengo presente, sino un epítome de ruinas imperfectas que asuelan el porvenir de la humanidad. Te extraño...

Leer más

116/Gwalior

116/Gwalior

Apenas sé que es mediodía cuando llego a Gwalior bajo un atroz aguacero que convierte las calles en océanos violentos de barro. Al frente el fuerte rojo, como un relámpago. Las blancas estupas ondean como banderas entre los óxidos del hambre. Me encuentro...

Leer más

126/Las calles de la Habana

No llegaré mañana a las calles de la Habana para poner a secar mis manos al sol. Llegaré mañana a las calles de la Habana y aprovecharé la oscuridad que me brinde la luna para acercarme con sigilo hasta el malecón, hasta que la punta de mis dedos acaricien...

Leer más

115/Los humildes

Acaso la vida contemplativa sea lo que necesite. No llego a ningún puerto. Navego a merced del viento, a lomos de las olas, sin que importe el rumbo. No tengo ni deseos ni ambiciones. No poseo bienes ni riquezas. Nada perturba mi sueño excepto que no...

Leer más

125/Esa otra orilla

No sé cómo te he extrañado tanto hasta llegar aquí, a esa otra orilla donde se yerguen los nardos. No sé de qué estás hecho, si de azúcar o de aire que mis manos tratan de retener, como caricia que te sostiene por breves momentos, suspendido como rocío...

Leer más

111/Papá Noel

Querido Papá Noel: No soy cristiano ni me gusta celebrar la Navidad; en su lugar, prefiero llamarlas fiestas de invierno, en contraposición a las del verano, que son mucho más largas y permiten viajar a lugares lejanos –o cercanos- pero mucho más exóticos...

Leer más

<< < 1 2 3 4 5 6 7 8 9 > >>